Aizkora

Al igual que en otros deportes rurales vascos, el origen de las pruebas de cortar troncos también está en los desafíos entre trabajadores, en este caso leñadores. De todas formas en las competiciones de hoy en día se trata de cortar uno o varios troncos con un hacha en el menor tiempo posible. Se compite en solitario, en pareja o también en grupo y el tronco puede estar en posición vertical u horizontal.

Al cortador que practica este deporte se le da el nombre de Aizkolari. En las apuestas, al contrario que en las competiciones,  suele tener dos ayudantes al lado: el apuntador o erakuslea, es decir, la persona que aconseja dónde dar el golpe, y el botillero.

La madera que se suele utilizar en las pruebas es el haya verde, sin nudos a la vista. La experiencia ha descartado otro tipo de maderas porque el haya verde, aparte de ser la madera más común en los bosques vascos, tiene las mejores características para este deporte.

La dureza de la madera dependerá de las condiciones que se hayan fijado en la apuesta. Cada participante elegirá el que mejor le vaya a él o el que peor cree que le irá al contrincante.

En general, sea en las apuestas que en las competiciones, hay que cortar una cantidad precisa de troncos y el ganador será el que menos tarde en ello. Partiendo de una norma general, hay muchas variedades, siempre con intención de igualar la disputa para que sea más intensa.
Al contrario que las competiciones de Australia y Canada,  las pruebas vascas son más de duración que de velocidad. Muy pocas veces suelen ser de menos de media hora y muchas veces de más de una hora.

El grosor de los troncos se suele medir en onzas de circunferencia. Las medidas suelen andar entre 36 onzas oinbetekoa y 72 onzas oinbikoa. El más habitual suele ser de 54 onzas.

La primera referencia escrita de las pruebas de cortar troncos es del 7 de junio de 1802, de la prueba que disputaron Ramon Elizalde de Ezkurra y Hernandorena de Astigarraga. Ganó Ramon. Años más tarde tammbién destacaron Benancio Elortza Oñaederra “Iru-Erreketa” y “Zelai Luze”.

Las competiciones más destacadas que se disputan hoy en día son los campeonatos de Euskadi, Gipuzkoa, Nafarroa, el Bizkaiko irekia, Urrezko Aizkora (el hacha de oro) y la Copa de Oro de Donostia.

Entre los cortadores más destacados de los últimos años están Mikel Mindegia, Joxe Mari Olasagasti, Donato Larretxea, Floren Nazabal e Iñaki Azurmendi. Y en la categoría de mujeres, Itziar Goenaga, Kristina y Maribi Saralegi y Maika Ariztegi.